lunes, 16 de enero de 2017

Un día inmerecido

El sentimiento es de incertidumbre, de injusticia si se quiere. De haber dado todo de mi, mi sangre , mi amor y mis placeres.
No me alcanza con echarle la culpa a los desfasajes de la vida, no me interesan las experiencias no vividas. Me importa está angustia y este dolor , a arrastrar por días y días. Te amo pero ya no alcanza. Te extraño y estabas sentada frente mio. Te entiendo pero no me sirve, te guio pero no sabes a donde ir. Y mientras tanto yo me quedo naufragando en esta certeza que me deja solo, abrazándose en sueños y llorando al despertar. Y mis lágrimas son menos frías que esa figura parecída a vos , que me derrumbó el mundo hace unas pocas horas.
Y ahora que hago con todo este amor?

martes, 8 de noviembre de 2016

Un día...a un amor.

Piernas adoloridas. tu perfume ausente me duele. la caída de esta torre aun no termina y sin embargo ya sangro por todos mis poros. no puedo dormir y estel duelo no tiene ni 24 horas de nacido . pero ya duele como el adulto que vos no pudiste ser .
Cientas de responsabilidades me esperan todos los días , pasados y futuros. y ninguna me importa hoy si no estas para compartirtelas. y todavía me duelen los ojos ya secos, las manos ya vacías de vos, las palabras mudas sin haber salido o las caricias sobre un colchón vacío .
Maldita , odiada, asquerosa soledad. andate, no te extrañaba . traicionero ,  hiriente , maldito silencio , andate y devolveme nuestras risas, nuestros decires ,  nuestros susurros entre dormidos.
Puta incertidumbre , salí de mi pecho , devolveme los latidos que me robó por la mañana . estúpida esperanza , me hiciste caer de nuevo en esa trampa de ser feliz , de creerme merecedor de la dicha y capaz de retenerla para mi , ahora , y siempre.
Y ahora que hago con todo este amor ? con toda tu ausencia ? con todo mi dolor?

sábado, 9 de mayo de 2015

un día en una esquina


un día te di mas tiempo, querido espacio mio
no para recorrerte, no para desempolvar
no para recordar una oxidada sonrisa o un viejo penar
sino para solo contemplarte, darte algo de color
pero un daltonismo emocional, esa ves me limitó 

como estoy me preguntas? que es de mi vida?
que fue de mis sueños, como paso mis días
si mantengo mi alegría, si nunca se fue
si contemplo las estrellas o solo mis pies 

Puedo responderte a todo eso, a eso y mas
Puedo hablarte de mis aventuras, de viajes y de mi felicidad
De las vidas que ayude y ayudo, de las manos estrechadas 
De los besos, o caricias, y de las promesas sembradas 

Pero persiste en mi, ese hueco sin nombre
sin tiempo, ni rostro, sin tacto ni aroma
pasan los años y aunque te asombre
no existe nada que lo llene, borre o carcoma 

Los años no cambiaron ese latir extraño
sonando a destiempo, como golpeando una puerta
buscando un quirófano arboleado, una plaza tal ves 
una casa, una cama, un pueblo o el reino del revés

como veras, querido espacio, hasta mis dedos me limitan
finos hilos, tejedores de verdades y mentiras
no puedo echarle la culpa  a mi corazón, a mi mente o a mi alma
solo apunto al pasado, que de ves en cuando, quiere derrumbar mi calma
No lo dejo, no se lo permito, me obedecerá con regaño o con gritos 
solo le doy una tregua, un momento, un respiro, cuando vuelvo a estos lugares, y escribo. 
   

sábado, 28 de febrero de 2015

Un día para el niño del futuro

Plegaria para un niño dormido
quizás tenga flores en su ombligo
y además en sus dedos que se vuelven pan
barcos de papel sin altamar. 
Plegaria para el sueño del niño
donde el mundo es un chocolatín. 
Adonde vas
mil niños dormidos que no están
entre bicicletas de cristal. 
Se ríe el niño dormido
quizás se sienta gorrión esta vez
jugueteando inquieto en los jardines de un lugar
que jamás despierto encontrará. 
Que nadie, nadie, despierte al niño
déjenlo que siga soñando felicidad
destruyendo trapos de lustrar
alejándose de la maldad. 
Se ríe el niño dormido
quizás se sienta gorrión esta vez
jugueteando inquieto en los jardines de un lugar
que jamás despierto encontrará. 
Plegaria para un niño dormido
quizás tenga flores en su ombligo
y además en sus dedos que se vuelven pan
barcos de papel sin altamar.
(plegaria para un niño dormido- Luis Alberto Spinetta)

viernes, 26 de septiembre de 2014

Un día, y el que busca encuentra


La casualidad es una pobre excusa
La causalidad, un necesario flagelo
Verdades dichas para adentro, con miradas perdidas
Sorpresas esperadas, no ausentes de temblores
Esas señales que el cuerpo nos da, cual radar de nuestros temores
Podría crear historias no ocurridas, encuentros no concretados, palabras jamas dichas
Podría echar sal, una ves mas a esa herida por siempre abierta
O simplemente fantasear, con ideas ajenas, y lamentos imposibles
En su lugar, golpeo unas teclas, miro al vacío
y me sorprendo al encontrar lo que busque
me sorprendo escribiendo una ves mas
me sorprendo de los cambios, los muchos y los pocos
me sorprendo es que es a ciencia cierta
me sorprendo de sorprenderme
si ya se, que el que busca, encuentra.
Alejandro

sábado, 24 de mayo de 2014

Un dia mas en mi vida...el 24º

Un dia vi la luz....y llegue hasta aqui...un dia vi sus rostros....y quedaron en mi por siempre...un dia llegaron a mi vida...y los ame por el resto de mi vida...un dia me encontra con ella...aun no puedo decirle adios...un dia me encontro....ese dia me maldijo.....un dia me halle...aun no me eh perdido...un dia se fue...aun la extraño...un dia los halle a todos juntos...los aprecio hoy y siempre....un dia volvi...aun no me eh ido.

hoy,22 de mayo....(editado/publicado cerca de 6 años después por errores de blogger)

Alejandro

Un día viajando


Temblorosa es la mano que maneja este mecanismo
Capaz de destruir mis entrañas y rearmarlas a imagen de su creador
Descuidado es ese deseo, buscador de esa sombra que persiste solo en tanto ausente 
Egoísta es esa imagen, reflejo sin luz
Incomprensible, es ese llamado a una linea muerta
Vacio, es ese mensaje que llega como un eco olvidado
Cobarde, es ese viaje, solo para presenciar en silencio
Cambiemos el destino, buscando la sorpresa
busquemos diamantes en sus ojos, no manchas de carbón
Basta de dèjá vu, que sea nous verrons
Si mira de reojo, pierde la meta 
Si llega a la meta, es por haber sorteado todo el camino
Si eligió ese camino, dejo de lado otros
Si dejo de lado otros, fue por fallas técnicas
Y sin darse cuenta, se volvió amo y señor de esa maquina infernal
tan siniestra como natural
tan distante como cercana
tan ficticia como real.
Alejandro